Consejos Ciudadanos


DIF municipal engorda nómina
Silvia Millán / a.m.
26/Mayo/2013
En lo que va del año, el DIF municipal ha incrementado 16% el gasto en sueldos, revelan informes oficiales obtenidos por AM.

Un informe de la Unidad Municipal de Acceso a la Información Pública reportó que en diciembre de 2012 había 381 empleados en la nómina del DIF León, que representaba un desembolso de 2 millones 648 mil pesos mensuales en sueldos.

Otro informe de la misma unidad de Transparencia, actualizado a mayo de 2013, reportó que en el DIF ya suman 415 empleados, a quienes se les pagan 3 millones 89 mil pesos cada mes.

El incremento en el pago de sueldos fue de 441 mil 441 pesos mensuales, que equivale a 16.67% más respecto a diciembre de 2012.

Aunque la directora Administrativa del DIF, Cecilia Huerta, aportó otra cifra que difiere con los dos informes de Transparencia. Según la funcionaria, la institución tiene 417 empleados, además de médicos, psicólogos y capacitadores que trabajan por honorarios.

Crean coordinaciones

Según los informes de Transparencia, el número de coordinaciones en el DIF se aumentó de 43 a 46, y se creó una nueva dirección.

Entre las nuevas coordinaciones está la de recursos materiales, con un sueldo de 23 mil 950 pesos.

En los documentos obtenidos por AM también aparecen como de reciente creación las coordinaciones de adquisiciones y de bienes patrimoniales, cada una con un sueldo de 19 mil pesos.

“Es demasiado personal en el DIF”, expresó Javier Ayala Torres, coordinador de la fracción del PAN-Panal en el Ayuntamiento.

“Lamentablemente ahora se utiliza (el DIF) como pago de favores de campaña”, advirtió Martha Hernández Camarena, también regidora del Ayuntamiento y consejera de la institución.

A nivel estatal, el DIF tiene 598 empleados para atender a los 46 municipios.

Ven exceso de personal

Ayala Torres consideró que es mucha gente la que tiene el DIF en León.

“No sé si esto se venga arrastrando desde la Administración pasada. Si fuera así, siguen siendo muchos; si hubo despedidos en la Administración pasada y volvieron a contratar a los mismos, están en un error. De cualquier manera son muchos”.

El regidor dijo que se debe hacer un análisis a fondo en la dependencia municipal.

“Habría que hacer una reingeniería, una revisión de las actividades de cada uno de los trabajadores, cambiar, despedir o reubicar (...) habría que ver la manera de hacer eficiente el servicio que da el DIF, se puede dar mejor servicio con menos gente y menos burocracia”.

Informó que promoverá una revisión a la nómina, para reubicar o ratificar a algunos empleados, bajo previo estudio.

’Es un retroceso’

La regidora Martha Hernández Camarena coincidió en que son excesivos los 415 empleados del DIF local.

“Esta cantidad no la necesitan, si bien se estaba manejando la profesionalización dentro del DIF municipal, ahora vemos que hay un retroceso. Más que justificar la contratación de personal, deberían justificar el trabajo por medio de resultados”.

Hernández Camarena dijo que como consejera del DIF se acercará a la institución a pedir resultados sobre metas.

“No saben de qué se habla la Presidenta y Directora. Que se justifique con trabajo, no se ve justificado en la modificación de presupuestos ni en la contratación de tanto personal y menos en comparación con un DIF a nivel estatal que atiende los 46 municipios”.

Dijo que se debe investigar si el DIF fue utilizado para pagar favores políticos.

“Se debe justificar la función de cada persona y la capacidad, que sean los indicados, con el perfil. Saber si no fueron ingresados por compromisos o pagos de favores”.

Hernández Camarena expresó que pedirá a la Contraloría que se haga una auditoría al DIF, para evaluar al personal que trabaja en la institución.

Destinan a sueldos 90% de presupuesto

El 90% del presupuesto del DIF de León está enfocado a mantener la nómina, reconoció la directora administrativa de la institución, Cecilia Huerta.

“De acuerdo a la necesidad del Municipio, es inviable operar con sólo el 10% para la asistencia social”, dijo la funcionaria.

Pese a ello, consideró que el número de empleados no es excesivo.

“Al día de hoy, tenemos 417 personas en nómina, 2 más son suplentes y bajo el esquema de coparticipación (honorarios) están los psicólogos, capacitadores y médicos”.

Insistió en que esa cantidad de empleados no alcanza para cubrir las necesidades de León.

“Sería ilógico pensar que esta cantidad de personas pueda resolver toda la necesidad, teniendo en cuenta la población que vive en situación de pobreza extrema en la ciudad”.

Consideró que no se puede comparar la nómina del DIF León, con los 598 empleados registrados en la institución estatal.

“Cada municipio tiene distintas características, León es la ciudad más poblada del estado, como municipio tiene registrados ocho polígonos de pobreza en donde viven más de 600 mil personas; si bien se considera una ciudad desarrollada, hay un alto porcentaje de la población que vive en condiciones complicadas, ya sea de tipo económico, salud y emocional. León comparado con otros municipios, proporcionalmente tiene otras características”.

Al preguntarle si se otorgaron plazas como pago de favores políticos, como han denunciado regidores de oposición, la funcionaria se abstuvo de opinar.

“No soy la persona indicada para dar una postura política, la invitación que a mí me hicieron fue para hacer crecer un proyecto social”.

Dijo que no se debe contaminar la labor del DIF con el tema político.

“Políticamente se pueden decir muchas cosas, el tema político tendrá que quedar fuera de lo que son los objetivos del DIF”.

Defendió la labor social de la institución.

“En el tema social insisto: debe estar vinculado con la calidad en el servicio (...) hacer conciencia en la comunidad, generar beneficio de asistencia social”.

‘No hay recursos ni manos que alcancen’

La presidenta del DIF de León, Azul Etcheverry, justificó los 417 empleados que la institución tiene en la nómina.

“Siempre he dicho que no hay recursos, ni manos, ni tiempo, que alcancen para atender toda la necesidad de la población”.

Dijo que León es un municipio de más de un millón de habitantes, con ocho polígonos de pobreza que debe atender, por lo que el número de empleados en la dependencia está justificado.

La funcionaria reconoció que sólo disponen del 10% del presupuesto para dar asistencia social.

“Es un tema que he platicado con empresarios de alto nivel, han comentado que es un porcentaje muy pequeño, el cual se queda para asistencia social, es en donde nosotros estamos haciendo una replaneación para poder lograr que el presupuesto llegue a la gente”.

En relación a los 598 empleados que se tienen a nivel estatal, comparado con los 417 en nómina municipal, dijo: “Las características del municipio son otras, somos el municipio más grande, estamos haciendo un gran esfuerzo, hacer eficientes los recursos y el personal pueda tener mejor estrategia para tener calidad en el servicio”.

Informó que buscarán alianzas con la sociedad para optimizar el presupuesto.

“En mi poca y corta trayectoria hemos logrado hacer alianzas con instituciones, con empresas que creen en mí, se han logrado posicionamiento de programas en el radio, con espacios donados, estructura de mejoramiento de calidad en el servicio, eso ha ahorrado dinero teniendo mejor rendimiento los empleados”.

Además, aseguró que buscarán lograr un mejor aprovechamiento del presupuesto.

“El programa de ayuda social, como Bussy (el autobús que traslada niños al Teletón) fue donado. La Dirección de Movilidad nos ayudó para los trámites, es un programa que ayuda al bolsillo de la comunidad, son más de 700 pesos semanales que las personas ya no gastan, es un esfuerzo sumado entre instituciones y empresas. Hemos logrado también despensas gratis sin usar un solo recurso del DIF”.

Consideró como positivo el trabajo realizado en los ocho meses al frente de la institución.

“Hemos superado metas en entrega de juguetes, despensas y brief de leche, éstos fueron entregados en donación siendo más de 24 mil repartidos en todos los polígonos de pobreza”.

CRÓNICA

El ritual: almuerzo obligatorio

Todos los días, a las 11 de la mañana, decenas de empleados del DIF municipal hacen una pausa en sus labores para cumplir con un ritual: el almuerzo.

Desde las 10:30 de la mañana empiezan a encargar su comida a empleadas del aseo o salen a comprar lo que consumirán.

Mientras llegan los alimentos, los empleados se reúnen en grupos para platicar y bromear un poco.

Una reportera de AM realizó una visita a las instalaciones del DIF en la colonia IVEG Granjeno, y atestiguó el ambiente relajado que se vive en la institución.

El día de la visita, uno de los empleados a quien llaman ‘Fer’ le comentó a un compañero que quería conseguir el número de Nextel del Director de Tránsito para tramitar su licencia de manejo sin hacer el examen. Quería hacer uso de sus influencias, según dijo.

Otros dos empleados hacían un recuento de sus actividades personales y algunos más contaban chistes. Las risas se escuchaban tras los muros.

A las 11 de la mañana inició el desfile de comida. A la hora del almuerzo, las oficinas quedaron desiertas por espacio de 30 minutos.

En la sala de recepción, dos personas esperaban a que acabara la media hora de convivio de los empleados, para ser atendidos.

En las puertas de la institución está pegada una hoja con el reglamento, en el que se señala que está prohibido tomar imágenes de video o fotografías.

El mismo reglamento establece que los empleados tienen permitido recibir a gente que les lleve comida, siempre y cuando los atiendan en el acceso.

Los directivos de la institución no despachan en las instalaciones del DIF del Granjeno.

Los jefes atienden en una casona que está ubicada en la calle Madero, en la que trabajan alrededor de 24 personas. En la recepción hay dos empleadas, quienes con seriedad, pero tratando de ser amables, impiden el acceso a las oficinas.

Al igual que en El Granjeno, en las oficinas de la Madero se vive un ambiente relajado.

La oficina de caja es punto de reunión de empleados para comentar y platicar asuntos personales que les pueden llevar hasta treinta minutos, entre bromas y risas.

El espontáneo convivio es amenizado con música a bajo volumen que se mezcla con una melodía de Coldplay que se escucha desde otra oficina, junto con alguien que hace coros.

Los empleados se turnan para salir a almorzar.

Uno por uno salen discretamente de las oficinas, y regresan después de 20 minutos, preguntando si se ofreció algo en su ausencia.

Los únicos que ingresan alimentos a las oficinas del DIF en la Madero, son el guardia y las personas de intendencia.

La pausa para el almuerzo de las 11 se repite de lunes a viernes como si fuera parte de la jornada laboral.
DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png