Consejos Ciudadanos


Autoriza Municipio seguridad ‘a ciegas’
Evlyn Cervantes / a.m.
20/Febrero/2012
Si antes de contratar un servicio de seguridad privada usted desea consultar el documento que contiene la relación de empresas de este giro autorizadas por el Municipio, debe tener cuidado y analizar muy bien su elección.

Y es que en esta lista integrada por 90 empresas se topará con algunas como “Consorcio Profesional de Seguridad Privada, S.A. de C.V.” que ofrece servicio de guardias y alarmas en la colonia León Moderno, pero que al momento de obtener la conformidad municipal para trabajar en León no tenía un solo elemento contratado.

Es decir, obtuvo el visto bueno del Municipio sin todavía contar con personal para ofrecer la atención y mucho menos garantizar que el cliente contrata seguridad privada a cargo de personas bien capacitadas y sin antecedentes penales.

En la misma situación se encuentran otras compañías como “MSP Seguridad Privada, S.A. de C.V.”, con sede en Valle del Campestre; “Servicios Profesionales, S.A. de C.V.” cuyas oficinas se ubican en Lomas del Campestre; “Seguridad Privada Local”, localizada en Haciendas El Rosario; “CAME Sistemas de Seguridad Privada, S.A. de C.V.”, y “Vig. Priv. Capacitación e Investigación, S.A. de C.V.” que no ofrecen su dirección.

Incluso empresas como “Servicios Internacionales de Protección y Custodia, S.A. de C.V.” obtuvieron su permiso de operación sin tener siquiera una oficina matriz para operar, pues en el catálogo de la Secretaría de Seguridad Pública de León, ésta ofrece un domicilio no existente.

En total son 14 las empresas de este rubro que obtuvieron el aval de las autoridades municipales de forma irregular.

El crecimiento exponencial de las compañías de seguridad privada en León tiene en alerta a los miembros de la Comisión de Gobierno, Régimen Interior y Seguridad Privada de León, luego de que el año pasado se detectaron ocho empresas de seguridad “fantasmas” que operan sin permiso y que mantienen la custodia de fraccionamientos privados en la localidad.

No obstante, en la lista de la Secretaría de Seguridad Pública de León se pueden encontrar empresas que cuentan con permiso para operar aun cuando su personal nunca ha sido investigado de manera que pueda acreditarse su legalidad en la prestación del servicio.

En un informe emitido por la dependencia a través de la Dirección de Policía Municipal se detalla que en León existen dos mil 849 guardias de seguridad privada que hoy tienen bajo su custodia inmuebles que van desde comercios, empresas, fraccionamientos completos y hasta familias.

De las 90 empresas de seguridad privada que tienen la conformidad municipal, 78 ofrecen servicio de guardias, cinco ofertan instalación y seguimiento de alarmas, cinco son de traslado de valores y dos de investigadores privados. Pero además, sólo 26 tienen personalidad jurídica física mientras que 68 guardan personalidad jurídica colectiva.

En marzo de 2011 el síndico panista Raúl Márquez Albo, presidente de la Comisión de Gobierno, admitió que más de la mitad de las empresas de seguridad privada que operan en León, lo hacen sin el aval del Municipio y que sólo 30 de éstas se encuentran en proceso de regularización.

En ese momento detalló que en la ciudad se detectaron 164 empresas de seguridad privada, de las cuales 74 operan con el aval del Municipio, 40 más tienen autorización estatal y 90 ofrecen servicios sin apegarse al reglamento.

Así, aquel ciudadano que quiera contratar un servicio y consulte previamente la lista de empresas avaladas por Seguridad Pública, simplemente encontrará un listado con nombres de empresas, localización y el tipo de servicio que ofrecen, pero no información sobre la capacitación y el perfil psicológico de su personal o sobre si han sido miembros de alguna corporación policiaca y si fueron dados de baja.

Actualmente el Gobierno Municipal otorga la conformidad a estas empresas luego de revisar su documentación y expide la autorización para que a su vez el interesado gestione el permiso de operación ante la Secretaría de Seguridad del Estado, pero no existe una actualización del equipamiento.

 

En cifras:  Datos sobre empresas de seguridad privada en León:

90  Cuentan con autorización del Municipio.

2,849  Elementos conforman estas compañías

 

Por modalidad

78  Ofrecen servicio de elementos de vigilancia.

5  Se dedican al traslado de valores.

5  Instalan y dan mantenimiento a alarmas.

2  Ofrecen servicio de investigadores privados.

Propone auditorías permanentes

Pero más allá de que 90 empresas no se apeguen al reglamento municipal, José Arturo Sánchez Castellanos, regidor priísta y secretario de la Comisión de Gobierno, Régimen Interior y Seguridad Pública, cuestionó la capacidad y confiabilidad de compañías de seguridad privada que sí cuentan con el aval del Municipio para operar en la ciudad.

“La primera conclusión a la que llego es que existe un cuerpo de seguridad paralelo al de la Policía; es una corporación paralela que está en manos de personas físicas y morales del sector privado, que manejan aproximadamente otros tres mil elementos distribuidos en toda la ciudad haciendo labores de vigilancia entre comillas, pero son personas que se supone están laborando en empresas de seguridad pero que no sabemos si los elementos que hay en esas empresas están realmente capacitados”, comentó.

El tener empresas de seguridad privada que obtuvieron el aval del Municipio sin ni siquiera contar con personal al momento de iniciar trámites de permiso ante el Ayuntamiento, consideró el regidor, impide que el Gobierno tenga un control sobre su funcionamiento.

Lo anterior, agregó, debido a que el Municipio no hace tareas adicionales de seguimiento para evaluar y vigilar la operación de estas compañías, una vez que obtienen la conformidad para gestionar su permiso ante el Gobierno estatal.

“Para proporcionar seguridad privada se debe tener cierta capacitación, cierto entrenamiento, cierta experiencia y además ciertos conocimientos del manejo de algún tipo de armamento, aunque no sea de fuego”, aseveró el funcionario.

“Hay que recordar que todos los elementos que trabajan en una empresa de seguridad están en constante contacto, por la naturaleza de sus funciones, con el patrimonio de los ciudadanos que se supone que ellos cuidan, y por supuesto que estos guardias deben estar sometidos a rigurosos exámenes de confianza porque aunque se supone que están capacitados, eso no está plenamente acreditado aquí en la ciudad”, añadió.

En reiteradas ocasiones, Sánchez Castellanos refiere que ha subrayado a los miembros de la Comisión la importancia de hacer auditorías a las empresas de seguridad privada de manera periódica y no solamente cuando se registran para obtener o refrendar la conformidad municipal.

Buscan mejorar control

Más que el otorgamiento de permisos sin control por parte del Municipio a las empresas de seguridad privada, el síndico panista Raúl Márquez Albo, presidente de la Comisión de Gobierno, Régimen Interior y Seguridad Pública, resaltó el proceso de regularización emprendido por el Gobierno Municipal.

“Seguramente existían como tal las empresas de seguridad anteriormente, pero en esta Administración hemos entrado en un proceso de control, hemos hecho reformas reglamentarias en las facultades que tenemos como Municipio y hemos pedido que las empresas se regularicen puntualmente ante esta autoridad”, comentó.

“Estamos considerando que una buena parte de la ciudadanía está siendo protegida por estos cuerpos de seguridad privada y lo que queremos es que las empresas cumplan estrictamente con la ley”, agregó.

Informó que aquellas empresas de seguridad privada de nueva creación que llegan a ofrecer sus servicios en León, deben entregar primero al Municipio la documentación que pruebe que ya están constituidas legalmente, que tengan domicilio fiscal, que estén dadas de alta en el IMSS y que todos sus integrantes presenten ante el Municipio constancia de no antecedentes penales, tanto de socios como de los elementos que prestarán el servicio.

“Después de esto hacemos la revisión y lo llevamos al Ayuntamiento para que se pueda otorgar la conformidad, cuando el Municipio la otorga pasa al Gobierno del Estado y ya ellos son quienes otorgan el permiso definitivo, a nosotros nos toca nada más supervisar a las empresas”, refirió.

Al cuestionarle sobre empresas que obtuvieron el aval pese a que al momento de su registro no tenían personal, Márquez se mostró sorprendido y explicó que desde el año pasado se aplicó una reforma para que éstas tengan que renovar su refrendo ante el Municipio y también ante el Estado.

“Allí se les vuelve a pedir toda la documentación, pero también modificamos el reglamento de tal forma que si ellos hacen cambio de personal nos lo tienen que estar informando constantemente; hay de todo, empresas muy grandes que son nacionales y tienen sucursales en otros estados de la República, pero también tenemos empresas de menor tamaño que están iniciando aquí en León”, agregó.

Percibe ciudadanía mayor inseguridad

Síndicos y regidores coincidieron en que el incremento de empresas de seguridad privada en la ciudad sólo revela un fenómeno: la ciudadanía tiene necesidad de sentirse segura, protegida y está dispuesta a pagar por ello.

“Hay un mercado y la demanda sobrepasa al control que puede tener el Municipio, al principio había 90 empresas de seguridad y yo creo que en esta Administración fácilmente hemos autorizado unas 50 o hasta más”, aseguró el priísta José Arturo Sánchez Castellanos.

El síndico Raúl Márquez Albo se refirió a la contratación de seguridad privada como una cuestión de corresponsabilidad ciudadana.

“Si me pongo en el papel del ciudadano, si yo vivo en una colonia que por las condiciones físicas tengo un acceso controlado, pues estoy favoreciendo y contribuyendo a la seguridad de la ciudad y si yo tengo posibilidad económica descargo el trabajo de la Secretaría de Seguridad Pública y yo lo veo como algo bueno que el ciudadano contrate estos servicios, esto es corresponsabilidad ciudadana”, consideró.

Respecto a la posibilidad de que las empresas de seguridad privada se vean intervenidas por ex policías que no pasaron las pruebas de control y confianza, Raúl Márquez Albo no advierte mayor riesgo.

“Si un elemento sale de una corporación policiaca sin haber cometido un delito o ser procesado penalmente pues es un ciudadano como cualquier otro, ¿porqué poner un calificativo?, Aquí los servicios son de seguridad privada, no están armados, no tienen ni armamento, ni siquiera una acción distinta, es un ciudadano capacitado solamente para cuestiones de vigilancia y no policíacas”, enfatizó.

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png