Consejos Ciudadanos


Se organizan contra robos
Evlyn Cervantes / a.m.
30/Enero/2012
Todos los días, comerciantes del Centro Histórico de León son testigos o víctimas de robos que van desde el fardeo o robo hormiga, hasta asaltos a mano armada.

La última vez que Alfredo Orozco Castro ayudó a otro comerciante fue hace 15 días, cuando en una bonetería localizada sobre la calle Emiliano Zapata, uno de sus compañeros fue víctima de un asalto nocturno a mano armada.

“Se metieron y amagaron al dueño del negocio, le dijeron que conocían a su familia, sabían dónde vivía su familia y que no fuera a poner ninguna denuncia, uno de nosotros se enteró, se corrió la voz y en ese momento nosotros fuimos a mostrar el apoyo”, contó.

Aunque esa fue la última vez que supo de un asalto que califica como ‘mayor’, el comerciante explicó que diariamente hay robos: desde señoras que pierden su bolso, hasta aquellos que se las arrancan con navaja en mano.

El clima de inseguridad en el primer cuadro de la ciudad y la ausencia de programas implementados por la Secretaría de Seguridad Pública de León que contribuyan a reducir los robos, llevó a 100 comerciantes del Centro Histórico a organizarse para velar por la seguridad de sus negocios y así integraron la Asociación Civil de Empresarios Comerciantes del Centro Histórico.

Alfredo Orozco Castro es el vicepresidente de dicha asociación y ayer recordó que el problema de inseguridad en el Centro Histórico le fue denunciado desde noviembre del año pasado al propio Ricardo Sheffield Padilla, alcalde de León, en un desayuno organizado por los comerciantes y al cual lo invitaron con afán de implementar una estrategia que les permitiera sentirse más seguros.

Pero más allá de una estrategia y mecanismos de seguridad, el comerciante señaló que el Presidente Municipal no les creyó e incluso los regañó por crear una asociación ajena al Comité del Centro Histórico.

El comerciante se congratuló de la investigación que encabeza Marina Inés de la Torre, investigadora de la Universidad de Guanajuato, que confirma que la Zona Centro de León es una de las más inseguras en la ciudad.

“Nos congratulamos que existen otros entes no gubernamentales que hacen investigaciones serias y que finalmente vienen a reforzar lo que nosotros le hemos mostrado al Alcalde, eso demuestra que nosotros no inventamos que nos asaltaron, sino que nosotros tenemos los testimonios de los asaltos, nosotros vamos en auxilio de nuestro vecino, de nuestro empresario a hacerle por lo menos un apoyo moral”, agregó.

La inseguridad que padecen todos los días ha hecho que los comerciantes se organicen y sean ellos los primeros en prestar ayuda al compañero empresario.

A través de llamadas y redes sociales, principalmente, los comerciantes del Centro Histórico de León han creado sus propias estrategias de vinculación y alerta para enfrentar los robos.

 

Sólo piden firmas

 

José Luis Verdad Hernández, también comerciante del Centro Histórico, detalló que los policías ya están sincronizados en una rutina de rondines donde sólo piden una firma y enseguida se retiran.

“Aquí mismo me han saqueado, si no está uno al pendiente le roban a uno el dinero, los estéreos, los radios, todo lo que puedan encontrar, hay señoras que están esperando el camión y llegan los asaltantes y les roban, es todo los días, aunque tenemos vigilancia, viene la Policía y nos pide firmar una hojita a varios comerciantes”, contó.

Frente al negocio de José Luis se ubica una torreta de vigilancia disponible para que un elemento de Policía vigile desde lo alto, pero el propio comerciante dijo que no se usa.

“Definitivamente las cifras que puedan presentar en la Alcaldía no tienen nada que ver con la realidad que aquí sucede en el Centro, lo que tiene que ver con el fardeo, los paqueros, el robo hormiga y lo triste es que no hay quién le ponga remedio, los programas que ha implementado la autoridad simplemente no han funcionado”, dijo Alfredo Orozco.

Como empresarios, comerciantes del Centro Histórico, se pronunciaron a favor de que se implementen estrategias de Seguridad Pública en las que también se involucren a los propios comerciantes que al día de hoy, ya cuentan con sus propios esquemas de autoprotección.

Urge reforzar vigilancia

Si bien la Zona Centro de León no registra alta presencia de conflictos derivados del pandillerismo como la colonia Chapalita, sí es una zona altamente comercial que se convierte en ‘caldo de cultivo’ para delincuentes.

José Arturo Sánchez Castellanos, regidor priísta y miembro de la Comisión de Seguridad en el Ayuntamiento, urgió ayer a la Secretaría de Seguridad Pública de León a utilizar el equipo que recién adquirió el Municipio para reforzar la vigilancia en el primer cuadro de la ciudad.

“Se compraron unos vehículos especiales para poder inspeccionar en el Centro pero la verdad es que yo no he visto ese equipo en operación, más bien los he visto estacionados estos equipos en el estacionamiento de síndicos y regidores pero no circulando sobre las calles del Centro o la Zona Peatonal”, consideró.

Tras el estudio titulado “Geografía del Delito”, que presentó María Inés de la Torre, investigadora de la Universidad de Guanajuato, y en el que se confirmó que la Zona Centro es tan peligrosa como la colonia Chapalita, Sánchez Castellanos fue tajante al afirmar que no se puede permitir que el Centro se vuelva más inseguro.

“Se supone debe ser el lugar más seguro porque es donde concentra el Gobierno su Administración”.

Además el regidor enfatizó la importancia de contener la ola de robos e inseguridad en sus distintas manifestaciones alrededor de la Zona Centro, ya que en marzo se recibirán miles de visitantes con motivo de la visita papal.

Salvador Ramírez Argote, también regidor y miembro de la Comisión de Seguridad Pública, coincidió en que el Centro Histórico es una de las zonas más inseguras a falta de vigilancia suficiente las 24 horas del día.

“El Centro Histórico merece ser protegido porque allí tienen su patrimonio una cantidad importante de leoneses y es necesario protegerlo con seguridad, con vigilancia, es el Director de Policía, quien debe revisar el problema de seguridad que hay en la zona y se destinen los elementos suficientes”, añadió.

De acuerdo al estudio, el Centro Histórico es una de las áreas más críticas y el delito contra la propiedad, el robo parcial a los automóviles, el robo a transeúntes, fraude o extorsión, son las acciones de inseguridad más comunes en la ciudad.

No denuncian

Los delitos que colocaron a la Zona Centro como la más insegura, según el estudio Geografía del Delito, no son denunciados.

Los asaltos a transeúntes y el robo parcial de vehículos ocupan los primeros lugares, pero no son denunciados por los afectados.

Arturo Jiménez, jefe de la Agencia Especializada en delitos patrimoniales, explicó que en los últimos meses no se ha dado un incremento de denuncias especialmente en esa zona.

“La manera de saber la forma, lugares y dónde ocurren los delitos es a través de la denuncia, si no hay denuncias para nosotros es como si no hubiera robos”, indicó.

El jefe de zona explicó que la mayoría de la gente afectada por un robo acostumbra llamar al Servicio de Emergencias (066), pero una vez que interviene la Policía, olvidan concluir el proceso.

Y dijo que casi ninguno de los comerciantes y transeúntes toman su tiempo en denunciar y aunque los ciudadanos digan que han sido víctimas de robo, el Ministerio Público no puede comprobarlo.

“Por lo menos últimamente no hemos tenido un aumento de denuncias por robo y menos en el Centro, hay otras zonas que son muy mencionadas en las declaraciones, pero el Centro no es con frecuencia”, platicó.

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png