Las nuestras


Cambian vidas de niños con música en Las Joyas
Periódico a.m.
15/Diciembre/2014
1418754967.jpg

Los instrumentos musicales no solo hacen arte, también educan, sensibilizan, disciplinan y cambian vidas.

En Las Joyas, uno de los polígonos de mayor marginación de la ciudad, surgió una red de asociaciones civiles denominada Red de Solidaridad la Olla, la cual puso en marcha el proyecto de formar una orquesta para captar la atención de niños y adolescentes.

Esto, debido a que detectaron problemas de inseguridad, vandalismo y drogadicción en diversas colonias de esta zona de León.

David Herrerías Guerra, coordinador de dicha red, explicó que la creación de la orquesta fue para trabajar de manera más cercana con los menores.

“Hace dos años, frente a una escalada de violencia de las pandillas de la zona, iniciamos un proceso de autodiagnóstico con la gente de la comunidad para ver cuáles son las causas de la violencia.

“A partir de eso se detectaron muchos problemas, como el uso del tiempo libre de los muchachos, por lo que nos dimos a la tarea de hacer una red de organizaciones en Las Joyas y tuvimos que formar una orquesta con un énfasis de trabajar profundamente con los niños”.

La orquesta fue tomando forma desde hace un año con un coro, y hasta hace cuatro meses se incluyeron a ejecutantes de varios instrumentos musicales.

Actualmente el grupo cuenta con cerca de 70 miembros: 30 en un coro y 40 tocan instrumentos de percusión y cuerdas, tales como guitarras, violines, tambores y marimbas.

Las edades de los miembros oscilan entre los ocho y 16 años; todos ellos estudiantes de primaria hasta preparatoria.

Hasta el momento, la orquesta interpreta melodías en la parroquia del ejido, pero el objetivo es llegar a más lugares para atraer a más menores a formar parte de ella.

Herrerías Guerra comentó que el arte es una forma de ir creando mejores seres humanos para la sociedad.

“Es muy padre para ellos ver que están tocando algo muy simple, pero a la hora que lo ven en conjunto, suena de otra manera, entonces van desarrollando el sentido de colaboración”, aseveró el también director de orquesta.

Incluso, la agrupación ya prepara en conjunto con sus profesores conciertos con motivos navideños, los cuales serán presentados el 18 de diciembre a las 7 de la noche en la parroquia de La Soledad y el 21 en la del ejido de La Joya a las 8 de la noche.

Y pese a esto, el coordinador de las asociaciones, entre las que se encuentran las parroquias de San José y Padre Eterno y la de la Inmaculada Concepción, las asociaciones La Noria, Edujoyas, Utopías Navegables, Propuesta Cívica y Acción por León, sostuvo que el fin de la enseñanza no es crear músicos.

El verdadero objetivo, advirtió, es que los niños y adolescentes que la integran, aprendan a trazarse objetivos en la vida.

“Nuestra intención no es formar músicos, a lo mejor salen algunos, sino niños que disfruten un arte, que tengan una disciplina en la vida y que sepan luchar por cosas que les interesen”, declaró.

“Aparte de la música, tenemos un día dedicado a los niños en apoyo escolar, en ver cómo van en la escuela y trabajar con ellos en varios aspectos.

“Hay muchos niños en Las Joyas y en muchos polígonos de pobreza en León que lo que están esperando son actividades interesantes para dedicarles las tardes, y estamos seguros que si seguimos creciendo, y ésa es la idea, captar más niños y jóvenes que están expuestos”.

Agregó que no se centrarán solamente en una orquesta, sino que pretenden que haya más grupos en la comunidad, para que más menores sean beneficiados.


Solicitan apoyo

Francisco Ponce Andrade, párroco de la Inmaculada Concepción, lugar donde la orquesta y coro ensayan, pidió apoyo a para que el proyecto siga en marcha.

Mencionó que legisladores panistas como Pilar Ortega Martínez y Juan Carlos Romero Hicks anteriormente han aportado al mismo.

“Pediría que nos siguieran apoyando para apoyar el proyecto, porque no tenemos recursos, y si tuviéramos un poco más de recursos, tuviéramos más expertos que nos ayudaran a dar continuidad y ofrecer más ayuda en distintos lugares.

“Todos podemos colaborar con la Red de la Olla, para salir del aislamiento la música es muy adecuada, esto los aleja de la violencia y el egoísmo. No luchamos contra la delincuencia, sino que hacemos que ayudamos los valores más íntimos y más grandes”, expresó Ponce Andrade.


Invierte tiempo en el arte

Para Óscar Daniel Ortiz Prieto, de 13 años, la música es una forma de invertir el tiempo en el aprendizaje.

Asegura que ha encontrado en el arte una forma de entretenerse sanamente, sin recurrir a vicios que afecten su vida.

“Me dedico a estudiar segundo de secundaria y quise entrar aquí para saber tocar y no estar todo el día en la calle.

“Mis papás me dicen que prefieren que esté aquí, porque en la calle no hacía nada, y aquí sí aprendo”, expresó Ortiz.

La mentalidad del menor es de alguien que busca superarse en la vida.

Eso lo demuestra al menos cuando habla de que su deseo es permanecer distante de vicios.

“En la calle hay mucho vandalismo, ellos se drogan, yo prefiero tocar, y estar con mi familia, yo quiero estudiar”, aseguró.

“Además, quiero estudiar electrónica para poder hacer robots. Aquí hemos aprendido, aunque cuando toco siento nervios, pero me da gusto”.


Sueña con ser abogada

A Daniela Fernanda Macías Rodríguez, vivir en una de las zonas más violentas de León no le interrumpe sus aspiraciones.

Es pequeña, tiene 10 años y sueña con ser abogada para ayudar a sus papás en un futuro.

“Me llamó la atención cómo toca la orquesta, yo vivo en la Soledad de las Joyas, vi los cartelones, fui a ver cómo era y me empezó a gustar tocar.

“Me gusta mucho la música, y me gustaría seguir adelante tocando”, expresó la menor que cursa el quinto año de primaria.

Tiene poco tiempo que comenzó a tocar el violín, pero su gusto por el instrumento ha crecido.

“Yo quiero ser abogada y músico, porque mi mamá es ama de casa y mi papá es policía del Municipio.

“Me dicen mis papás que le siga echando ganas y que puedo llegar a ser una gran persona y creo que sí”.


Se plantea objetivos

A Jorge Eduardo Luévano Mujica, adolescente de 16 años, la música le ha ayudado a entender que se debe forjar objetivos en la vida.

Como sus compañeros, entiende que debe permanecer lejos de los vicios y tomar un rumbo de mayor provecho.

“A mí me gusta la música, y quería formar parte de un grupo como el que tenemos, y es una forma de alentarnos más al arte, y explorar un mundo maravilloso.

“Aquí es una comunidad muy padre, todos se apoyan, pero también hay personas que hacen quedar mal a Las Joyas con actos de vandalismo que no van”.

La música es recomendable, a su parecer, una escapatoria de los vicios, que lo ayudará a crecer como persona.

“Esto es una escapatoria para no ser un drogadicto, a mí me gustaría terminar la universidad, quiero ser ingeniero en Sistemas, porque me gusta mucho.

“Que busquen grupos donde puedan aprender, yo no estoy todo el día en la calle ni drogándome”, finalizó.

DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png