Consejos Ciudadanos


Empleados detienen planta tratadora
Pedro Madrazo / a.m.
05/Junio/2013
Alrededor de 80 empleados de la planta tratadora de aguas residuales contratada por SAPAL suspendieron ayer labores y amenazaron con contaminar los ríos de León si no les pagaban su sueldo.

“La semana pasada no nos pagaron, cobramos los viernes y ya es martes de la siguiente semana y nada aún, la empresa cambió de razón social en enero y nos quitaron la antigüedad, nos bajaron el sueldo y nos lo pusieron de vales de despensa, desde enero no nos pagan los vales, aún no nos dan las utilidades y ya fue mucho aguantar así, algunos compañeros están en Conciliación y Arbitraje”, dijo ayer uno de los trabajadores que prefirió omitir su nombre.

A decir de los trabajadores que a las 10:30 de la mañana suspendieron sus actividades en la planta, ubicada junto a las vías del tren en la colonia Santa Crocce, hace más de dos meses fueron a las oficinas de Conciliación y Arbitraje para denunciar el supuesto abuso laboral y hasta ayer por la mañana no les pagaban.

“Si para las 2 de la tarde no nos han depositado ya nuestro dinero, vamos a cancelar las cortinas de desbaste y municipal (receptoras de aguas residuales) y todo el líquido contaminado se mandará directamente al río Turbio”, aseguró Juan, de 30 años, uno de los inconformes.

El río Turbio es afluente del río Lerma, tiene su origen en la sierra Cuatralba, ubicada a 20 kilómetros al norte de León, y se une a los arroyos Los Castillos, Ibarrilla, Ojo de Agua de Los Reyes, Alfaro y El Salto, el arroyo Mariches, río de Los Gómez y río Santiago. Además comunica a las presas El Palote y Los Castillos.

Desisten de amenaza

El reloj de José Alcántar, uno de los inconformes, marcaba la 1:40 de la tarde cuando uno de los afectados le notificó que el sueldo ya estaba depositado.

“Pues ya por lo menos nos pagaron nuestro sueldo, faltan los vales y las utilidades, pero por lo menos ya tenemos para llevar de comer a la casa”, dijo el empleado que, al igual que sus compañeros de trabajo, desistió su amenaza de contaminar los ríos y volvió a sus labores.
DEJANOS TU COMENTARIO
1456374297.png
1321493145.gif
1381429645.jpg
1321493278.png
1321493200.png